Alerta interna: ¿No hay más espacio para los errores en las solicitudes de visa?


Jul 25, 2018


Un cambio importante desde la vista de los abogados de inmigración estadounidenses, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (United States Citizenship and Immigration Services, USCIS) anunció recientemente dos políticas nuevas que elevan significativamente las apuestas de millones de personas que presentan solicitudes de visa:

  • Primero, USCIS puede comenzar a denegar cualquier solicitud que falta cualquier documento, que mande al solicitante a presentar los papeles nuevamente y a pagar la tarifa de presentación gubernamental de nuevo. (Estas tarifas son de hasta $1,760 para tarjetas verdes a través del matrimonio).
  • Segundo, para cualquier solicitante que carezca de estatus migratorio al momento en que se deniega su solicitud, USCIS puede comenzar de inmediato un proceso de deportación, un proceso judicial largo y costoso que podría resultar en la deportación.

Estos son grandes cambios, y queremos que tenga una comprensión clara de lo que puede significar esto para usted. Siga leyendo para entender todos los detalles.

Pero aquí está lo fundamental: Nunca ha sido más importante que hoy presentar su solicitud de visa completa y precisa por la primera vez.

Boundless permanece dedicado a ayudarlo a maximizar las posibilidades de una solicitud de visa exitosa. Hacemos que sea asequible contratar a un abogado con experiencia en derecho migratorio que revise toda su solicitud y responda las preguntas antes de presentarla ante el gobierno. Obtenga más información sobre cómo Boundless lo puede ayudar.


Comprender la nueva política que deniega a las solicitudes de visa

USCIS anunció una nueva política que fomenta que sus funcionarios denieguen cualquiera solicitud de visa que no se cumpliera a la perfección sin darle al solicitante la oportunidad de resolverla. Se lanzó el memorándum públicamente el 13 de julio de 2018, y está programado para entrar en vigencia el 11 de septiembre de 2018.

¿Cómo se trataron las solicitudes antes de la política nueva?

Según un memorando anterior de USCIS, se instruía a los oficiales denegar una solicitud de visa solo al parecer que “no había posibilidad” de que el solicitante pudiera cumplir con los requisitos.

En la mayoría de los casos en los que se encontraron problemas, el oficial de USCIS le daba al solicitante una oportunidad a resolver el problema y enviar uno de estos mensajes interinos, antes de emitir una negativa:

  • Una solicitud de evidencia (o “Request for Evidence”, RFE) explica problemas como la falta de documentos, que el solicitante puede proporcionar a USCIS y volver al buen camino.
  • Una notificación de intención de denegar (o “NOID”, por sus siglas en inglés) explica por qué USCIS cree que el solicitante no ha cumplido con los requisitos para una visa (a menudo si se ha descubierto nueva evidencia contradictoria), y brinda una última oportunidad para proporcionar más información para superar este obstáculo.

Cualquiera de estos avisos oficiales iniciaría un diálogo entre USCIS y el solicitante para que los problemas pudieran resolverse antes de una aprobación o de una denegación final.

¿Cómo se tratarán las solicitudes bajo la nueva política?

El nuevo memorando reemplazará la guía anterior dirigido a los funcionarios de USCIS descritos anteriormente, comenzando el 11 de septiembre de 2018. Si una solicitud de visa no incluye inicialmente “toda la evidencia inicial requerida”, entonces los oficiales de USCIS se reservan el derecho de negar la solicitud de inmediato, sin primero emitir un RFE que le daría al solicitante la oportunidad de solucionar el problema.

Una vez que se deniega una solicitud de visa, el solicitante debe comenzar de nuevo, presentar una solicitud completamente nueva, pagar las tarifas del gobierno por segunda vez y dirigirse al final de la línea.

Es importante tener en cuenta que la nueva política no necesariamente llevará a que todas las solicitudes con errores sean denegadas de inmediato. USCIS declara que su política “tiene la intención de desalentar las presentaciones frívolas o sustancialmente incompletas” y “alentar a los solicitantes … a ser diligentes en la recopilación y presentación de la evidencia requerida”. Además, USCIS declara que “no tiene la intención de penalizar a los contribuyentes por errores inocentes o malentendidos de los requisitos de evidencia” (énfasis agregado).

USCIS proporciona solamente uno ejemplo sólo específico de una solicitud de visa que se trataría de manera diferente según la nueva política: si una solicitud de tarjeta verde (I-485) tiene en falta el formulario de ayuda financiera requerido (I-864), USCIS denegará inmediatamente esta solicitud basado en insuficiencia de evidencia inicial.

Es difícil predecir cuántas solicitudes de visa comenzarán a denegarse bajo la nueva política, ya que se les ha dicho a los oficiales de USCIS que ejerzan su discreción. Por un lado, el ejemplo anterior demuestra que faltaba bastante esta solicitud, y no es irracional esperar que un solicitante presente todos los formularios requeridos en el paquete inicial.

Por otro lado, el nuevo estándar de USCIS para denegar solicitudes de visa es cualquier falta de “un documento oficial u otra forma o evidencia que establezca la elegibilidad al momento de la presentación”. Algunos oficiales podrían interpretarlo de manera flexible, por ejemplo, si un solicitante presenta el formulario de ayuda financiera requerido pero no incluye las declaraciones de impuestos o recibos correctos.

Aún más preocupante es el hecho de que los funcionarios de USCIS han emitido, ocasionalmente, RFE por error, que solicitó evidencia que ya estaba allí en el paquete de la solicitud inicial. Al equivocarse por parte del gobierno, es mucho más difícil resolver una denegación errónea en comparación un RFE erróneo.

¿A quién afecta esto?

La nueva política se aplicará a casi todos que llenen cualquier tipo de formulario con USCIS, incluso las solicitudes de visas temporales, tarjetas de residencia, exenciones o ciudadanía de los Estados Unidos.

La nueva política excluye las solicitudes relacionadas con la Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (Deferred Action for Childhood Arrivals, DACA), pero solo mientras que sigue la lucha legal de DACA con el gobierno federal y siga en vigencia las órdenes de jueces federales a USCIS de que no cambie el programa.

¿Qúe pasa por si deniega mi solicitud?

En la mayoría de los casos, los solicitantes a los que le deniegan su solicitud pueden presentar los papeles nuevamente, pero eso significa que hay que comenzar el trámite desde el principio, pagar nuevamente las tarifas gubernamentales, y regresar a lo último de la fila.

Es posible apelar la decisión ante USCIS mediante un proceso administrativo o incluso en una corte federal, pero estas opciones suelen ser más costosas que comenzar el proceso nuevamente.

En el peor de los casos, USCIS puede iniciar procedimientos de deportación después de la denegación de una solicitud, depende del estatus migratorio del solicitante en ese momento u otras cuestiones que se presentaron durante el proceso de la solicitud. (Vea más detalles a continuación).

¿Cómo puedo evitar la denegación?

La mejor manera de evitar la denegación es incluir todos los documentos y formularios requeridos al momento que presente la solicitud por la primera vez, de manera completa y correcta.

Boundless ha preparado guías detalladas que le ayudarán a hacerlo bien la primera vez:

Con Boundless, usted obtiene un abogado independiente con experiencia que evaluará todos los materiales y contestará cualquiera de sus dudas. Comience hoy. Descubra más acerca de lo que podemos hacer para ayudarlo.


Entienda la nueva política que deporta solicitantes de visa

USCIS anunció una nueva política que expande la situaciones en las que al solicitante de visa se le iniciará el proceso de remoción, el primer paso en un proceso judicial que puede acabar en deportación. Ese proceso comienza cuando USCIS emite una “notificación de comparecer” (Notice to Appear, NTA) que manda que la persona se presenta ante un juez de inmigración en cierta fecha. Este memorando fue publicado el 28 de junio de 2018, y hecho efectivo de inmediato.

¿Cómo eran tratados los solicitantes antes de esta política nueva?

Anteriormente, USCIS no emitía avisos NTA de manera rutinaria cuando ciertas solicitudes de visa eran denegadas, pero únicamente por un conjunto pequeño de situaciones en las que un NTA era obligatorio por ley. En todos los casos demás, la decisión de emitir un NTA se tomó caso por caso, teniendo en cuenta las circunstancias de la vida del solicitante. Por ejemplo, USCIS normalmente no hubiera iniciado procedimientos de deportación para el cónyuge de un ciudadano estadounidense que carecía de estatus migratorio pero que tampoco tenía antecedentes penales, especialmente si ese solicitante tenía buenas posibilidades de tener éxito en un tribunal de inmigración. Dichos solicitantes, si se les niega el trámite inicialmente, pueden optar por solicitar nuevamente ante a USCIS después de haber remediado el motivo de la denegación.

¿Cómo serán tratados los solicitantes bajo la nueva política?

En pocas palabras, USCIS ahora puede sacar más casos de su propia jurisdicción y enviarlos a los tribunales de inmigración. Ser colocado en un proceso de remoción no necesariamente termina en la deportación, pero es mucho más complejo y costoso prevalecer ante un juez de inmigración que resolver un caso dentro de USCIS, y después de recibir un NTA, la última opción se vuelve imposible.

En su nuevo memorándum, USCIS no crea ningún nuevo motivo para la deportación, pero generalmente requiere que sus oficiales inicien procedimientos de deportación en cualquier de los siguientes escenarios:

  • Cuando cualquier solicitante es denegado por cualquier motivo, y no tienen estatus migratorio legal en ese momento.
  • Cuando cualquier solicitante es denegado por cualquier motivo, y sus antecedentes penales indican que ha habido fraude, representación falsa, o abuso de programas de asistencia gubernamental que creó motivos para la deportación.
  • Cuando cualquier solicitante es denegado por cualquier razón, y sus antecedentes penales indican que ha habido una ofensa criminal que creó motivos para la deportación. (Si la actividad criminal fue lo suficientemente seria, USCIS puede enviar el caso directamente a Inmigración y Control de Aduanas (Immigration and Customs Enforcement, ICE) antes de procesar por completo la solicitud y emitir un NTA).
  • Cuando un solicitante de ciudadanía estadounidense (“naturalización”) es denegado debido a una ofensa criminal previa que creó motivos para la deportación.

En cualquiera de los escenarios anteriores, el solicitante denegado puede esperar recibir un NTA de USCIS instruyéndole sobre cuándo y dónde comparecer ante el tribunal de inmigración. Este es el primer paso del proceso de remoción, que puede finalizar con un orden de deportación, que viene del tribunal.

¿A quién afecta esto?

Esta nueva política se aplicará a una amplia gama de casos dentro de USCIS, incluso las solicitudes de visas temporales, tarjetas de residencia, exenciones o la ciudadanía a los Estados Unidos.

Sin embargo, la política sólo tendrá impacto directo en los solicitantes a los que el gobierno tenga derecho legal a expulsar de los Estados Unidos. No todos los delitos son lo suficientemente de grave para poder crear un motivo de deportación, como explica esta guía de Boundless para los solicitantes de tarjeta verde con antecedentes penales (en inglés).

La nueva política también excluye la mayoría de los casos de DACA, que están sujetos a un memo diferente de USCIS que esencialmente restablece el status quo.

Con toda probabilidad, la categoría más grande de personas que se verán directamente afectadas por esta nueva política son aquellas que carecen de estatus migratorio, ya sea porque ingresaron originalmente a los Estados Unidos sin autorización o porque “se quedaron” más allá de la expiración de una visa válida. Incluso si un solicitante tenía una visa válida cuando presentó por primera vez una solicitud a USCIS, podrían ser colocados en procedimientos de remoción si su estado expire antes de la denegación de esa solicitud.

Este problema será especialmente grave para los estudiantes extranjeros y los visitantes de intercambio, por otro memorándum reciente de USCIS (una explicación — en inglés) que aplica retroactivamente un impedimento de ingreso de 10 años a los Estados Unidos en algunas circunstancias.

En resumen, este cambio de política aumenta drásticamente las apuestas de una aplicación de USCIS para cualquier persona que pueda ser considerada deportable.

¿Cómo puedo evitar que me envíen una notificación de comparecer ante la corte?

Es importante enfatizar que esta nueva política no crea nuevos escenarios para la deportación. Si un solicitante tiene estatus migratorio válido al momento que su solicitud es denegada, y si no tienen ofensas previas que puedan desencadenar procedimientos de remoción, no debería esperar recibir un NTA. (Aún así, es un desafío lidiar con una negación, como se explicó anteriormente.)

Para las personas que podrían estar en riesgo de un NTA por tener una ofensa anterior, aún no está claro cuánto crecerá ese riesgo bajo la nueva política, ya que fue significativo desde un principio.

Para las personas que podrían estar en riesgo de un NTA basado únicamente en la falta de estado de inmigración en el momento de la denegación, es aún más importante incluir todos los formularios y documentos necesarios al momento de presentar una solicitud. (Vea arriba para más detalles).

¿Qué pasa si recibo una notificación de comparecer?

El NTA incluye una fecha y lugar para comparecer en el tribunal de inmigración, generalmente varios meses después de que la notificación haya sido emitida.

Si bien es posible obtener una visa con éxito a través de un tribunal de inmigración, estos procedimientos de remoción son complejos y costosos. En la gran mayoría de los casos, es esencial contar con representación legal.

¿Cómo obtendría yo representación legal en un tribunal de inmigración?

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los abogados de inmigración son especialistas: aquellos con una gran experiencia en solicitudes de tarjeta verde pueden tener experiencia limitada en representar a clientes en procedimientos de remoción y viceversa.

Con eso en mente, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA por sus siglas en inglés) puede ayudarle a encontrar un abogado matriculado en su zona.

Alternativamente, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acredita ciertas organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios legales de inmigración gratuitos o de bajo costo.

Boundless supervisa constantemente los cambios en el sistema de inmigración de Estados Unidos para ayudarlo a mantenerse informado. Manténgase al día siguiendo a Boundless en Twitter o Facebook.


Boundless — for people who want the expertise
of an immigration lawyer, not the price tag.